Buscar

Cómo invertir en oro sin complicaciones

Tabla de Contenidos

como invertir en oro

¿Sabías que el oro se ha utilizado como moneda durante siglos? Desde la antigua Lidia en el 643 a. C. hasta los tiempos modernos, el oro siempre ha sido un símbolo de riqueza y prosperidad. ¿Pero alguna vez te has preguntado si todavía es posible invertir en este metal precioso en el siglo XXI? Si es así, ¿cómo invertir en oro?

La buena noticia es que el oro sigue siendo un activo valioso y una opción de inversión rentable, incluso en el mundo actual de papel moneda y criptomonedas. Entonces, si tienes curiosidad sobre cómo invertir en oro, ¡profundicemos en los detalles!

¿Por qué invertirías en oro?

En estos días, el oro puede asociarse más con las joyas que con dinero real. Sin embargo, los bancos centrales y otras instituciones financieras (y muchas personas) todavía lo conservan y continúan acumulando reservas de oro para protegerse contra las crisis económicas.

Por ejemplo, en agosto de 2020, el precio del oro alcanzó un récord de $2.067 la onza, cuando los inversores buscaban una salida a la crisis financiera causada por la pandemia del COVID-19. Aunque es posible que el oro hoy no tenga el mismo precio, este ejemplo simplemente demuestra cómo invertir en oro puede es rentable incluso en medio de un desastre económico global.

Estas son algunas razones por las que la gente invierte en materias primas como el oro:

Invertir en oro diversifica tus inversiones

El oro es único en el sentido de que su precio normalmente no se ve afectado por los mercados financieros, lo que lo convierte en una adición bienvenida a un portafolio diversificado.

De hecho, debido a que el oro se cotiza en dólares estadounidenses en todo el mundo, en realidad se beneficia de situaciones que de otro modo serían negativas, como un dólar debilitado o una inflación más alta.

Invertir en oro puede protegerte de la inflación

A medida que los bancos centrales continúan imprimiendo dinero, el valor de tus ahorros en efectivo se erosiona con el tiempo. Sin embargo, el oro se mantiene rentable.

Por ejemplo, el precio de una onza de oro cuando Estados Unidos instauró el patrón oro se fijó en $38. Si avanzamos unos 50 años, hoy en día una onza de oro probablemente te permita comprar el último iPhone y todos sus accesorios, mientras que con $38 sólo podrías conseguir una funda para teléfono debido a la inflación monetaria.

Invertir en oro puede generar ingresos 

Invertir en acciones de oro que pagan dividendos puede ofrecer una forma de invertir en oro que genere ingresos. Incluso los inversores centrados en el crecimiento, y no en los ingresos, notarán que las acciones de oro suelen tener un retorno de la inversión más rentable que el oro real.

Invertir en oro puede ser un refugio seguro 

En tiempos de incertidumbre política o económica, los inversores suelen recurrir al oro como refugio rentable que puede proteger eficazmente su riqueza. El oro se utiliza incluso como medio para escapar de un peligro directo. Nunca deseamos quedar atrapados en estas situaciones, pero es bueno saber que el oro podría ayudarnos a superarlas.

Desventajas de invertir en oro

Dicho todo esto, las características únicas del oro que lo convierten en una inversión tan atractiva también presentan algunas desventajas potenciales de poseer o invertir en el metal precioso. Éstas incluyen:

El oro requiere almacenamiento físico

A diferencia de otros commodities, el oro no sólo desaparece debido al consumo, por lo que casi todo el metal precioso que se extrae de la tierra termina siendo escondido en algún lugar. Ya sea que tu oro venga en forma de joyas o lingotes, esto significa dos cosas: que el suministro de oro está aumentando y que necesitarías un lugar físico seguro para almacenarlo todo.

Impuestos potencialmente más altos

En los Estados Unidos, el oro se clasifica como un objeto de colección en el que el impuesto sobre las ganancias de capital es del 28%. Esto es mucho más alto que la tasa regular de ganancias de capital del 15%, aunque debe tenerse en cuenta que las compañías mineras que no invierten directamente en oro aún pueden beneficiarse de la tasa impositiva más baja.

El oro físico en sí no genera ingresos

Si bien el valor de una pieza de oro puede aumentar, siempre seguirá siendo solo un trozo de metal. No genera ningún ingreso, como lo haría una acción que paga dividendos, hasta que realmente decidas venderlo a un precio mayor que el que pagaste originalmente. La cantidad que finalmente ganes por invertir en oro depende esencialmente del precio que tu comprador esté dispuesto a pagar.

Cómo invertir en oro

Hay varias formas de invertir en oro y cada una tiene sus propias ventajas y desventajas. Antes de elegir un vehículo de inversión, asegúrate de considerar factores como la exposición, la liquidez y las tarifas.

Oro físico

Si te has preguntado cómo invertir en oro, es probable que hayas considerado la idea de comprar oro físico. En realidad, la idea no es tan descabellada, ya que es bastante común comprar joyas, monedas coleccionables y lingotes como forma de inversión.

Hoy en día, puedes comprar oro físico en casas de empeño o con comerciantes de oro de buena reputación. Es una elección clásica, y por una buena razón: el oro físico sigue siendo un bien valioso y buscado.

Sin embargo, si bien puede resultar satisfactorio tener una barra de oro brillante en la mano, hay gastos adicionales a considerar cuando se trata de almacenamiento y mantenimiento. Y con tantas otras opciones de inversión disponibles para los inversores modernos, el oro físico puede no ser la opción más práctica.

Acciones de oro

Las acciones de oro son acciones de empresas que participan en la producción de oro. La mayoría de las acciones de oro están relacionadas con la extracción de oro o al financiamiento de las compañías mineras de oro.

Una gran ventaja de invertir en acciones de oro es que no tienes que preocuparte por la molestia de almacenar y mantener el oro físico. Además, algunas acciones de oro también pagan dividendos, lo que podría ser una excelente manera de obtener ingresos adicionales.

Sin embargo, una desventaja importante es que es posible que las acciones de oro no mantengan su valor en tiempos de crisis como lo hace el oro físico.

En tiempos de acontecimientos globales que afectan a los mercados financieros, como la pandemia de COVID-19, el oro físico todavía se podría comercializar por bienes y servicios. En este escenario, es posible que las acciones de oro no tengan un valor tan fácilmente intercambiable debido a su naturaleza menos líquida.

ETFs de oro

Otra forma de ganar exposición al oro sin la necesidad de comprar y almacenar el metal precioso físico es a través de fondos cotizados en bolsa (Exchange-traded funds, o ETFs) de oro. Ciertos ETFs de oro rastrean el precio del oro, mientras que otros invierten en empresas que operan en la industria minera del oro.

Piensa en un ETF de oro como una canasta de acciones de diferentes compañías relacionadas al oro. Al invertir en un ETF de oro, puedes añadir varias empresas a tu cartera con una sola transacción. Esto significa que no tendrás que tomarte la molestia de investigar las acciones de cada empresa individual.

Una de las mejores cosas de los ETFs de oro es la diversificación que ofrecen. A diferencia de invertir en acciones de una sola empresa, los ETFs de oro te permiten distribuir tu inversión entre varias empresas de oro. Esto ayuda a minimizar el riesgo de perder tu inversión debido al mal desempeño de una sola empresa y a hacerle potencialmente más rentable.

En general, si estás buscando una forma inteligente de equilibrar el riesgo y la recompensa en tu portafolio, los ETFs de oro podrían ser el camino a seguir.

Cómo empezar

Gracias a las plataformas de inversión en línea, millones de inversores han encontrado formas prácticas y sencillas de invertir en oro. Al considerar cómo invertir en oro, la forma más sencilla siempre puede parecer ser a través de acciones y ETFs de oro.

Una de las mejores plataformas para invertir en acciones y ETFs de oro es FlexInvest. En ella puedes elegir entre cientos de ofertas de los mercados estadounidenses y globales, e incluso adaptar tu búsqueda a tu expedición del oro. La mejor parte es que su plataforma incluye acciones fraccionarias que te permiten comenzar a invertir con solo €5.

Como hemos señalado anteriormente, hay muchas razones para considerar invertir en oro, y FlexInvest hace que todo el proceso sea fácil y sin complicaciones. Las acciones y los ETFs de oro son una manera perfecta de agregar este metal precioso a tu portafolio sin preocuparte por los tediosos costos de almacenamiento y mantenimiento.

¿Listo para empezar a invertir?

Invierte en acciones, ETFs y productos complejos de mercados globales y de EEUU, todo sin comisiones. ¡Empieza con solo €5!

Noticias financieras y perspectivas de mercado

Google encuentra un dividendo

Alphabet anuncia su primer dividendo, mientras Microsoft supera expectativas. Intel decepciona con sus pronósticos y Apple crece en IA.

Artículos recomendados

Invierte en lo que te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.