Buscar

Comprar, vender o esperar: Consejos para maximizar tus ganancias

Tabla de Contenidos

buy sell or hold

Encontrar la manera de ganar en la bolsa de valores depende de tres preguntas claves: Cuándo comprar, cuándo vender y cuándo esperar sólo un poco más. Es imprescindible entender que simplemente vender mientras estás ganando algo es siempre más importante que comprar y vender en los límites del precio.

Cómo maximizar tus ganancias

Una buena sincronización es importante, pero no es todo

No somos como los profesionales que pueden pasar todo el día obsesionandose con los números y gritando “¡VENDE, VENDE, VENDE!” por teléfono, como en las películas. Somos gente normal viviendo vidas normales, invirtiendo a largo plazo.

Tal vez sólo necesitarías revisar y actualizar tu portafolio una vez cada trimestre. La única ‘sincronización’ de la que te debes preocupar es la de comenzar YA, ya que los portafolios experimentan ganancias más altas con el paso del tiempo. 

La codicia (en excés) será tu caída

Al otro lado de la moneda de maximizar tus ganancias está minimizar el riesgo. Debes proteger lo que ya ganaste y protegerte de pérdidas grandes.

Tus emociones frecuentemente sobrepasan tus criterios racionales, pero hay un par de técnicas para ayudarte a rebatir la naturaleza humana y vender una buena acción antes de que pierda mucho valor o cortar una acción mala que nunca volverá a mantener el mismo valor de antes.

Cuándo COMPRAR una acción

La volatilidad del mercado hace que sea muy importante tener todas tus finanzas personales en orden antes de invertir por primera vez. Si te causan problemas algunas deudas grandes o todavía no tienes un fondo de emergencia, tal vez sería mejor volver a hablar de acciones en otra ocasión.

Determinar el por qué y el cómo

Los principiantes normalmente comienzan sus jornadas pensando en cuáles acciones comprar, pero hay otras preguntas importantes que hay que hacer antes de contactarse con un agente o seleccionar “comprar” como:

  • ¿Cuáles metas quieres alcanzar?
  • ¿Cuánto dinero puedes invertir?
  • ¿Piensas en el largo plazo o el corto plazo?
  • ¿Cuánto riesgo quieres correr?
  • ¿Qué tan involucrado quieres estar?

Saber las respuestas puede darte claridad sobre tus metas y guiar tus estrategias. Si prefieres bajo riesgo, busca compañías más establecidas y estables. Si buscas ganancias a corto plazo, podría ser más inteligente invertir en una cuenta de ahorros con tasas de interés altas.

El nivel de esfuerzo y tiempo que estás dispuesto a dar afecta al tamaño y a la diversidad de tu portafolio. Otra vez, entiende tu situación y establece tus planes (habla con un asesor, si es necesario) ANTES de invertir.

Invertir en negocios que conoces

Durante la tendencia de crypto en el 2017, el valor de la Long Island Iced Tea Company saltó 500% después de cambiar su nombre a Long Blockchain Company. En ese momento, el blockchain era lo más extraordinario en el mundo de los negocios y tecnología, entonces la gente felizmente la aceptó sin saber qué era blockchain ni que la compañía no tenía nada que ver con tecnología.

En menos de un año, el índice NASDAQ quitó la compañía del listado, la cual se encontraba bajo investigación por la SEC y luego abandonó su negocio de bebidas y planes de blockchain.

Lo que esta anécdota nos demuestra es que no debes invertir en una compañía que no entiendes o de cuyas actividades no puedes explicar en dos oraciones simples. Cuando estás seleccionando compañías para invertir, evita hacer lo que hacen los demás y escoge las que te dan confianza y que tienen un modelo de negocio entendible para ti.

¿No entiendes la biotecnología? ¡SIGUIENTE! Sólo debes considerar la compra de una acción cuando tienes confianza en la estabilidad de una compañía y su potencial de crecimiento.

Compañías buenas no necesariamente son buenas acciones

Con un plan claro y una lista de compañías, míralas mejor a cada una y determina POR QUÉ te interesa ser dueño de parte de sus negocios. Si te interesa Nordstrom simplemente porque TE ENCANTA su sección de cosméticos, es un candidato para un análisis más profundo de su relación P/E, beta y otros términos que podemos explicar en otro artículo.

Recuerda, queremos quitar todas las emociones del proceso.

El consejo más fácil para los inversionistas principiantes es buscar información pública de la compañía. ¿Han estado estables los números de sus ganancias o crecientes en los últimos años? ¿Siguen desarrollando productos para mantenerse al tanto en su área? ¿Está en las noticias por cosas buenas o malas?

Si hay cualquier razón para dudar ser dueño parcial, puede ser mejor quitar la compañía de tu lista y pensar el la siguiente. 

Algo de ‘huevos y canastas”…

… es algo que NUNCA debes tener que contemplar. Una clave de manejar el riesgo y asegurar ganancias es la diversificación. El consejo general de los expertos es:

  • Evitar permitir que una sola acción ocupe una parte desproporcionada de tu portafolio. De 5 a 20% es aconsejable como el porcentaje máximo de tus inversiones que debe ocupar una acción.
  • Invertir en compañías de industrias diferentes. 15 compañías normalmente se considera una diversificación saludable. Pero si no puedes invertir en 15, intenta variar tus opciones. 

Ten en mente que diversificar es algo que haces mientras creces. Es imposible desarrollar un portafolio totalmente diversificado de una vez si comienzas con $1.000 (¡o menos!).

Ten paciencia mientras te desarrollas y enfócate en la estabilidad de tus primeras inversiones, antes de gradualmente aumentar el riesgo con opciones más arriesgadas. 

Cuándo VENDER una acción

Puedes mantener una acción todo el tiempo que quieras, pero nunca realizas una ganancia (o una pérdida) hasta que lo vendas. Con esto en mente, vender debe ser algo que rara vez pasa en un portafolio nuevo, por todas las comisiones y tarifas de transacciones que cobran los agentes.

Y es importante entender que vender cuando es una pérdida también puede ser algo positivo, si viene después de un análisis hecho con cuidado y que te llevar a entender por qué pasó esa pérdida. 

Vender es una mezcla de arte y ciencia – hasta los profesionales no pueden predecir precisamente el futuro de una acción.

Aunque nuestras tendencias innatas hacia la codicia pueden hacer vender acciones más difícil, recuerda que los datos fijos y el análisis siempre serán tus mejores amigos, y que en general el momento preciso para vender una acción es cuando está al alza y no cuando está en su punto más alto

La acción llega a tu objetivo de precio

Cuando estás comprando una acción, define un precio específico o rango realístico en el que considerarías venderla, dependiendo del análisis del crecimiento potencial o las limitaciones. Sin embargo, esta no es una regla fija.

Tal vez estarás cómodo relajandote mientras una acción lentamente se aumenta de valor, o pensar de nuevo tu horizonte de tiempo y vende a favor de un competidor creciendo rápidamente. 

Los asesores recomiendan “fijar” ganancias de acciones crecientes vendiendolas el rato que lleguen a un valor específico, y después cambia tu atención a la siguiente oportunidad. Por otro lado está tu “línea roja” o el rango de precio en el que está dispuesto a perder una acción y absorber una pérdida aceptable en vez de arriesgar perder un monto más grande.

En cualquiera caso, es sabio aprovechar de una acción después de que llegue a un margen de ganancia de 20 a 25%, al mismo tiempo limitando tus pérdidas de 7 a 8% del precio original (ten cuidado con volatilidad a corto plazo).

La “Regla de 8 Semanas” recomienda mantener una acción 8 semanas más si gana 20% dentro de un período de 3 semanas. Si encuentras una acción así, ¡tal vez has encontrado un ganador con espacio para crecer!

Cambios repentinos dentro de la compañía

Además de observar pasivamente cómo el valor de una acción se comporta en relación a los objetivos, también vale la pena analizar los negocios básicos. Una baja en datos tradicionales, como ventas, ganancias y flujos de efectivo, pueden prefigurar una caída de valor.

Noticias de fraude financiero, irregularidades operacionales, despedidas masivas, la reestructuración organizacional, uniones de compañías o quiebras tienen la tendencia de bajar la confianza y devaluar una acción.

Porque cada empresa es diferente, una baja en las ventas trimestrales no necesariamente marca una tendencia larga de demanda reducida o competencia aumentada, así como el reestructuramiento se puede tomar como una señal positiva que la compañía ejerce más control sobre sí mismo.  

Al evaluar una acción para comprar, mira cómo la compañía se compara con otras en el mismo mercado, por ejemplo:

  • Si todos están pasando por el mismo mal momento, puede valer la pena mantenerla hasta que se ajuste el mercado
  • Si una acción se comporta raramente en comparación con sus compañeros, puede ser crecimiento no sostenible y una buena razón para vender

Necesitas una infusión de dinero

¿Piensas en comprar una casa, esperas un bebé o estás pagando la universidad dentro de los próximos tres años? Por más que tus acciones estén bien, puedes considerar vender algunas (¡o todas!) de tus acciones y mantener el dinero protegido de las altas y bajas del mercado en cuentas de ahorros o inversiones de corto plazo.

Las acciones son activos que se pueden vender por efectivo en cualquier momento, hasta para emergencias de corto plazo. Sin embargo, recomendamos mantener un fondos de emergencia que vale alrededor de 3 a 6 meses de gastos ahorrados en una cuenta de ahorros antes de comenzar con las acciones.

La conclusión

La compra y venta de acciones siempre conlleva un elemento de riesgo y nunca será ideal para metas a corto plazo, pero los inversionistas pacientes y prudentes están destinados a ver ganancias durante períodos más largos, con crecimiento general del mercado y la diversificación para absorber los choques.

Para mantenerte al tanto de las noticias, haz tu tarea y no seas codicioso. El mercado puede ser una criatura muy complicada, pero tú (sí, ¡TÚ!) tienes lo necesario para dominarlo.

¿Listo para empezar a invertir?

Invierte en acciones, ETFs y productos complejos de mercados globales y de EEUU, todo sin comisiones. ¡Empieza con solo €5!

Noticias financieras y perspectivas de mercado

Nvidia se une al club de trillonarios

Nvidia alcanza una capitalización de $2 trillones. Acciones de NYCB caen, Dell tiene pronósticos optimistas y Bitcoin impulsa acciones de cripto.

Artículos recomendados

Invierte en lo que te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.