Buscar

Un inversionista inteligente siempre sigue estos 5 consejos

Tabla de Contenidos

inversionista inteligente

¿Por qué no inviertes? ¿O por qué tus amigos no invierten? Muchos millennials muestran desconfianza del mercado. Sin embargo, el uso de nuestros simples consejos de inversión puede ayudarte a convertirte en un inversionista inteligente, sin importar cuán imposible sea la tarea que pueda parecer en este momento.

Echa un vistazo a nuestras ideas para convertirte en un inversionista inteligente a continuación:

1. Diversifica tu portafolio 

Imagina que vas camino a la fiesta de cumpleaños de la madre de tu pareja. Te detienes en su panadería favorita para comprar una docena de sus galletas favoritas, solo para descubrir que la panadería no tiene uno, sino tres tipos de galletas a la venta. No puedes recordar si a tu futura suegra le gustan con avena, pasas, chocolate blanco, macadamia o con chispas de chocolate.

Para minimizar el riesgo de tomar la decisión equivocada y caer en desgracia con la persona con la que pasarás el resto de tus cenas de Acción de Gracias, decides comprar algunas de cada una. No pongas todas tus galletas en una sola cesta, ¿verdad? Este mismo principio se aplica a ser un inversionista inteligente.

Diversificar tu portafolio con varias clases de activos y diferentes tipos de acciones puede ayudarte a reducir tu riesgo y mejorar tus retornos a largo plazo.

2. Automatiza 

Según la Asociación Americana de Psicología, la fuerza de voluntad es un recurso limitado.

Si buscas eliminar el trabajo innecesario de pensar en la inversión, como reservar fondos para invertir en primer lugar, puedes prepararte para el éxito. Automatizar una transferencia mensual de una parte de tu cheque de pago puede ayudarte a recortar gastos y acumular riqueza incluso de un ingreso que inicialmente parecía insuficiente para «lujos».

Conviértete en un inversionista inteligente al reducir la molestia de invertir a favor de apoyar tus objetivos de inversión a largo plazo mediante la automatización de algunas de tus decisiones financieras.

3. Págate primero a ti mismo 

Un inversionista inteligente hace de la inversión una prioridad y la respeta utilizando el principio ‘Pay Yourself First’ (PYF).

PYF se refiere a reservar una parte de tus ingresos mensuales para un objetivo financiero particular, como invertir antes de pagar otras cosas, incluidas las facturas. La regla PYF transforma tus objetivos de inversión de una opción de fin de mes en tu principal prioridad financiera. Algunos expertos creen que esta regla es la mejor manera de acumular dinero para objetivos de ahorro e inversión.

Algunos incluso afirman que si desarrollas este hábito desde el principio, puede ayudarte a desarrollar una riqueza tremenda a largo plazo. Algunos recomiendan automatizar una transferencia mensual de hasta el 10-20% de tus ingresos mensuales y canalizarla a tu fondo de inversión, fondo de emergencia o cuentas de ahorro.

Pagarte a tí mismo primero puede hacer que invertir sea una prioridad, no un lujo.

3. Practica el pensamiento a largo plazo

Especialmente en el mercado volátil de hoy en día con la incertidumbre provocada por la guerra comercial y otros factores, puede ser fácil vender tus acciones cuando ves una caída desgarradora, pensando que estás evitando una pérdida mayor en el futuro. Tomar decisiones emocionales al invertir es una forma segura de perder y distraerse de los objetivos a largo plazo.

El pensamiento a largo plazo es clave para convertirte en un inversionista inteligente por varias razones. La inversión a largo plazo puede tener beneficios fiscales, puede acumularse gradualmente con el tiempo y, en general, es más estable.

Si bien los inversionistas pueden experimentar caídas y picos a corto plazo, la inversión a largo plazo generalmente genera ganancias porque las inversiones a largo plazo tienden a producir mayores rendimientos a pesar de la volatilidad a corto plazo. Además, una orientación a largo plazo para invertir te permite aprovechar el poder del interés compuesto y aumentar tus inversiones con el tiempo.

Finalmente, un objetivo financiero importante es proveer para tu futuro en la vida. Esta orientación a largo plazo en sí misma requiere que ignores las fluctuaciones a corto plazo en el mercado a favor de las tendencias de crecimiento a largo plazo.

5. Invierte regularmente

Un inversionista inteligente invierte regularmente. Si integras objetivos de inversión pequeños y alcanzables en tu presupuesto mensual utilizando el principio PYF, utilizarás tanto el poder de la automatización como el interés compuesto para tu ventaja.

Además, a medida que trabaja un fondo de inversión en tu planificación financiera, puedes descubrir cómo deseas diversificar tus inversiones y practicar otros consejos inteligentes de inversión.

La inversión a menudo parece un lujo reservado para la gente en la torre de marfil. Sin embargo, al ser consciente de nuestros consejos, puedes estar en camino de convertirte en un inversionista inteligente en poco tiempo.

¡Recuerda, invertir es un componente clave para mantener tu salud financiera bajo control durante toda tu vida!

¿Listo para empezar a invertir?

Invierte en acciones, ETFs y productos complejos de mercados globales y de EEUU, todo sin comisiones. ¡Empieza con solo €5!

Noticias financieras y perspectivas de mercado

Artículos recomendados

Invierte en lo que te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.