Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
metas financieras

5 pasos para fijar tus metas financieras personales

Sin importar la etapa en la que te encuentres al momento, estamos seguros de que has pensado en tus metas financieras personales a corto y largo plazo.

Si estás soltero o casado, recién comenzando tu carrera o pensando en jubilarte, la clave para lograr tus metas financieras personales es fijar metas realistas, seguirlas hasta completarlas y rastrear tu progreso de forma continua.

¿Por qué fijar metas financieras?

La planificación financiera personal se trata de llegar de donde estés al momento hasta donde quieras estar en el futuro. Fijar metas financieras es un paso importantísimo hacia la seguridad financiera a largo plazo.

Si eres estudiante o profesional joven buscando pagar tus deudas estudiantiles, o parte de una pareja casada buscando planear la formación educativa de sus hijos, la planificación financiera puede aliviar mucha presión sobre tu presupuesto y estilo de vida. 

Sin objetivos financieros bien planificados, corres el riesgo de gastar demás. Recuerda que sólo puedes gastar el dinero que actualmente tienes y no el dinero que esperas recibir en el futuro. Si gastas demasiado en cosas innecesarias o terminas con un montón de deudas de tarjetas de crédito, puede ser muy difícil (hasta imposible) lograr cubrir gastos de emergencia, pagar tus seguros, o hasta jubilarse cómodamente. 

Tal vez parezca una imagen oscura, pero la buena noticia es que con un poco de disciplina financiera, ¡puede ser relativamente fácil fijar (y seguir) tus metas financieras!

Horizontes de tiempo para tus metas financieras

Mientras seleccionas tus metas, puedes descubrir que algunas son más generales y extensas, mientras otras son más específicas.

La mejor manera de alcanzar tus metas financieras es hacer un plan que priorice tus metas, y una manera fácil de hacer eso es separarlas en tres categorías de tiempo: 

Metas a corto plazo

Se pueden lograr dentro de un año.

Metas a mediano plazo

Se pueden lograr dentro de 2 a 5 años.

  • Comprar un carro
  • Abrir un negocio
  • Pagar tus deudas estudiantiles

Metas a largo plazo

Se pueden lograr por encima de 5 años.

  • Comprar una casa
  • Ahorrar para su formación educativa
  • Jubilarse cómodamente

Pasos para fijar metas financieras

El proceso de la planificación financiera personal primariamente se enfoca en determinar cuáles metas quieres lograr, decidir cuánto tiempo y dinero se necesita para alcanzarlas, calibrar tus presupuestos para asegurarte que sean realizables y estar abierto a cambiar esos planes si es necesario.

Aquí hay algunos pasos para fijar metas financieras personales – toma todo el tiempo que necesites para cada paso, para que tu plan sea lo más sólido posible.

1. Haz un listado de todas tus metas financieras

De pagar las tarjetas de crédito a ir de las vacaciones de sueños, comprar tu propia casa o ahorrar suficiente para poder jubilarse, ¡escribe TODO!

Intenta reorganizar tus metas de acuerdo a cuáles consideras más importantes y cuáles no. ¿Cuáles metas te parecen más lógicas y más distantes? Esta es la etapa en la que determinarás cuáles metas toman mayor prioridad y cuáles son objetivos a más largo plazo.

2. Refina tus metas para hacerlas SMART

Tal vez has escuchado de la estrategia aprobada de hacer metas SMART (inteligentes): Specific (específica), Measurable (medible), Achievable (alcanzable), Relevant (relevante) y Time-bound (de duración limitada).

Un buen ejemplo sería: “quiero pagar mis deudas estudiantiles antes de cumplir 30 años, pagando $200 hacia esas deudas cada mes.”

3. Crea un presupuesto realista

Dados tus ingresos actuales, el propósito de mantener un presupuesto es estar al tanto de lo que va y viene a tus cuentas bancarias. Identifica tus gastos mensuales fijos y variables, cuáles gastos toman más de tus ingresos y analiza cuáles serían maneras de cortar esos gastos.

4. Coloca efectivo extra hacia tus metas

Ya que tienes un presupuesto fijo, deberías poder ver cuánto dinero extra tienes al final de cada período. Usa estos montos como inversiones directas en tus metas inmediatas. Hasta podría ser buena idea abrir una cuenta de ahorros sólo para asegurarte que no los gastes en otras cosas cuando no sea necesario. 

5. Mantente al tanto de tu progreso

Pasa un par de minutos cada semana o cada mes para revisar tus presupuestos y asegurarte de que todo está en orden. Puede ser divertido calcular qué tan lejos (o no) estás de tus siguientes metas, grandes o pequeñas.

Tu situación financiera cambiará con el tiempo, así que no dudes en calibrar de nuevo tus presupuestos y necesidades cuando recibas un aumento de sueldo, cambies de casa, o simplemente decidas que no necesariamente necesitas el celular inteligente más nuevo. 

Ahora, ¡manos a la obra!

La independencia financiera no es un tema de suerte, sino de planificación y ejecución adecuada. Cada persona tiene metas financieras y situaciones únicas, y los planes que haces pueden ser tan flexibles como necesites.

Puede que experimentes dificultades, pero cambios pequeños de hábitos y conciencia más enfocada en tus gastos (y ahorros) puede hacer el camino mucho más fácil para ti. 

El dinero afecta a todos los aspectos de tu vida, pero es importante recordar que no es la única cosa en ella. Puede que no tengas todo lo que quieras a la vez, pero atención y disciplina pueden ayudar a asegurar que te mantengas por el buen camino.

Además, recursos como Academy siempre estarán aquí para cuando necesites consejos (o ese empuje) mientras tanto.

Recientes

Archivos

Etiquetas

Síguenos

Mantente al día

Conéctate con las noticias mundiales para entender cómo todo te afecta a ti y a tus finanzas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Invierte en lo que realmente te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.