Buscar

Lo que debes saber sobre la planificación de jubilación

Tabla de Contenidos

planeación de jubilación

La pregunta te puede dar escalofríos: ¿Cómo va tu planificación de jubilación?

Tal vez has ahorrado en tu fondo de emergencia o en otra cuenta. Pero, uno de los tipos de ahorro más importantes es la planificación de tu jubilación, aunque tal vez no piensas retirarte temprano. Comenzar a ahorrar temprano para la jubilación es importante por el interés compuesto. Considera que después de veinte años, el valor de tus ahorros pueden triplicarse.

Aunque el concepto de jubilarse es simple, hay mucha variación entre los estilos de fondos disponibles dependiendo de tu situación laboral y en dónde vives.

Opciones de pensiones sociales

Muchos países tienen algún tipo de opción de pensión social, conocida como una pensión “no contributiva” o “social”.

Si vives en los EEUU, por ejemplo, la seguridad social cubre la jubilación pública. Durante la carrera de un trabajador, el empleado y el empleador juntos contribuyen el 6.2% de las ganancias del empleador al seguro social. Una vez que cumpla 66 años, puede comenzar a recibir los beneficios que le corresponden. 

En otros países como Canadá, las pensiones públicas se pagan con los ingresos del gobierno por los impuestos. En Latinoamérica, las pensiones sociales también son comunes.

Bolivia, por ejemplo, ofrece una pensión esencialmente universal pagada por las empresas del estado, aunque la suma que recibe cada persona puede variar dependiendo de cuánto recibe una persona de sus cuentas de jubilación personales.

En Chile, las pensiones del gobierno son un poco más complejas. Los trabajadores tienen una pensión mandatoria de “contribución definida” por el gobierno en la que un porcentaje de los ingresos del empleado va directamente a uno de seis fondos de lucro, de la que se puede comenzar a recibir los beneficios después de la edad de 60 a 65 años.

Aunque muchas personas, sin importar dónde viven, se califican para algún tipo de pensión social, no es aconsejable depender solamente de ellas porque muchas veces pagan muy poco. 

¿Cuáles son mis opciones individuales de jubilación?

Con la naturaleza no predecible de las pensiones sociales, puede ser una buena idea ahorrar para retirarse con cuentas personales. Tus opciones dependen de dónde vives, pero muchos países ofrecen algún tipo de plan privado de contribuciones definidas.

En los EEUU, un 401(k) es el fondo de jubilación privado más común y es por un empleador. Sin embargo, hacer pagos es totalmente opcional. Puedes escoger asignar una parte de tu ingreso mensual hacia tu fondo de jubilación y algunas compañías pondrán la misma cantidad que tú. Esto puede ser problemático, sin embargo, porque muchas personas subestiman cuánto deben estar ahorrando para su planeación de jubilación. La regla clave es ahorrar el monto entre que tu compañía está dispuesta a poner también.

Si trabajas para ti mismo o si tu empleador no ofrece un 401(k), otra opción es una Cuenta Individual de Retiro (IRA). Las Roth IRAs son especialmente atractivas si cumples los requisitos necesarios, porque no necesitas pagar impuestos de ingresos sobre tus ganancias cuando comiences a sacar los fondos. Aunque necesitas pagar impuestos de ingresos sobre tus ganancias antes de invertir en una Roth IRA, al final puedes ahorrar miles de dólares en el futuro si pagas los impuestos primero.

Muchos países ofrecen cuentas parecidas, conocidas como pensiones “contributivas”. En Suecia, por ejemplo, los trabajadores y sus empleados son obligados a pagar el 2.5% de los ingresos del empleado a una cuenta individual de jubilación que maneja la Agencia Sueca de Pensiones.

También, en el Reino Unido, los trabajadores automáticamente reciben una cuenta de jubilación con una contribución mínima de 8% por el empleado y 3% por el empleador.

Si no vives en uno de estos países, debes hablar con tu empleador para ver cuáles opciones de planeación de jubilación están disponibles para ti. Si no calificas para una cuenta de jubilación por tu empleador, puedes reunirte con un asesor financiera o un banco local para explorar tus opciones.

Sin importar dónde vives, hay ciertas características universales de cuentas individuales de jubilación. Muchos países fijan límites mínimos de edad para cuando puedas comenzar a sacar dinero de tus cuentas de jubilación, generalmente entre las edades 65 y 67. Sin intentar sacar el dinero temprano, puedes encontrarte en la posición de pagar una tarifa grande o recibir beneficios bajados.

Por otro lado, si esperas un par de años más, el gobierno puede aumentar tus pagos. Adicionalmente, debes saber que muchas veces hay límites sobre cuánto puedes contribuir cada año, así que es buena idea comenzar temprano. Para leer más sobre programas de jubilación por país, puedes visitar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD). 

Sin embargo, ten en mente que generalmente debes tener más de 59 años y medio para sacar dinero de una cuenta de jubilación sin incurrir una multa. La contribución máxima cambia anualmente también.

¿Qué es un IRA?

Una IRA (por sus siglas en inglés, Individual Retirement Account) es una cuenta individual de jubilación. Cuando hablamos de la planeación de jubilación, las IRAs típicamente son más importantes que los planes de 401(k) para personas autónomas o negocios pequeños. Las IRAs tienen límites máximos de contribuciones y una edad mínima para acceder a tus fondos.

Para los Roth IRAs, los impuestos se pagan sobre los ingresos cuando se depositan, no cuando se sacan. Si eres autónomo y trabajas para ti mismo, o para una compañía que no ofrece un plan de pensión, una IRA puede ser una buena opción para ti.

¿Y los planes de pensión?

Un plan de pensión es otro tipo de planificación de jubilación que generalmente forma parte del paquete de beneficios que ofrece un empleador. Hay dos tipos de planes de pensión: un plan de contribuciones definidas y uno de beneficios definidos.            

Típicamente, un plan de contribuciones definidas puede ser una alternativa a un 401(k) en el sector público. Como un 401(k), el resultado final de los pagos de pensión después de retirarse depende del desempeño de las inversiones a largo plazo.

Al revés, un plan de beneficios definidos garantiza que un empleado reciba un monto fijo de ingreso después de jubilarse. Los planes de pensiones de beneficios definidos pueden ser caros para los empleadores si sus inversiones se desempeñan de forma mala. También son opciones populares de jubilación entre empleados del servicio público.

¿Qué significa esto para ti?

Estos métodos de planificación de jubilación involucran poner a un lado dinero para poder pagar tus gastos después de retirarse. Dependiendo de tu profesión, tus ingresos y dónde vives, tus opciones variarán. Por ejemplo, si eres autónomo, es sabio hablar con tu asesor financiero sobre una cuenta individual de jubilación.        

Si trabajas para una compañía grande, sería inteligente pasar tiempo revisando las opciones diferentes que ofrece tu empleador. Si todavía no has comenzado a trabajar, ¡ten en mente que es buena idea considerar el potencial de la planeación de jubilación que ofrecen compañías antes de aceptar una oferta de trabajo!

Recuerda, nunca es tarde para comenzar a ahorrar para retirarte. ¡Te agradecerás a ti mismo el el futuro!

Para más información financiera, revisar el resto de la biblioteca de Academy.

¿Listo para empezar a invertir?

Invierte en acciones, ETFs y productos complejos de mercados globales y de EEUU, todo sin comisiones. ¡Empieza con solo €5!

Noticias financieras y perspectivas de mercado

Artículos recomendados

Invierte en lo que te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.