Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
préstamo estudiantil

5 consejos para pagar tu préstamo estudiantil

La mayoría de nosotros buscamos títulos universitarios como un medio para asegurar un futuro financieramente estable. Pero, ¿quién hubiera pensado que en realidad tendríamos que sacar un préstamo estudiantil sólo para terminar nuestros estudios?

¿Cómo se supone que manejemos todos estos pagos de préstamos estudiantiles?

Bueno, si tú eres uno de los 44 millones de estadounidenses que tienen un promedio de $37,172 en préstamos estudiantiles con un interés del 4.53% (para estudiantes universitarios en 2019-2020), entonces nosotros en Academy estamos aquí para ofrecerte algunos consejos para mejorar el pago de tu préstamo estudiantil:

1. Paga más del monto mínimo adeudado

Siempre que tengas efectivo extra, intenta pagar más del monto mínimo adeudado por tus préstamos, incluso si son solo 5-20 dólares más. ¡Todo cuenta!

Cada pequeño extra puede ayudarte a pagar tu préstamo estudiantil mucho antes y, por lo tanto, ahorrarte cientos (si no miles) de dólares solo en pagos de intereses.

Seamos realistas, no querrás seguir agobiado por tu préstamo estudiantil 20 años después de la universidad, así que prueba estos enfoques cuando tengas que lidiar con más de un préstamo estudiantil con un presupuesto mensual limitado:

  • Deja los préstamos con tasas de interés más altas fuera del camino lo antes posible, para que puedas quedarte con todas las deudas menos costosas y más manejables.
  • Intenta pagar los préstamos con principales más pequeños primero, para aumentar tu confianza e impulso para reducir progresivamente menores, pero también más grandes, préstamos.

2. Consolida o refinancia tus préstamos estudiantiles

Si tienes un ingreso estable y un buen crédito, nunca es un mal momento para buscar prestamistas privados que puedan proporcionarte opciones de refinanciación para tus préstamos a tasas de interés significativamente más bajas que la tasa federal promedio de 4.5%.

Es posible que no hayas pensado mucho en las tasas de interés cuando sacaste tu préstamo estudiantil por primera vez, pero debes darte cuenta de cómo este realmente se acumula en tus deudas con el paso del tiempo.

Los paquetes de consolidación pueden no ser tan flexibles como el financiamiento federal, pero facilitan el manejo de tu préstamo estudiantil al permitirte concentrarte en una deuda más grande en lugar de varias más pequeñas.

Además, si tienes un buen historial de pago de deudas (puntos de bonificación si trabajas para el gobierno), también puedes verificar si estás calificado para los programas de condonación de deudas ofrecidos por tu Estado.

3. Crea un presupuesto y prioriza tus gastos

Se supone que los presupuestos te ayudarán a realizar un seguimiento de tu dinero, y algo que podría ayudarte a pagar tus préstamos es tratar tus pagos como un gasto fijo mensual, al igual que tu factura de alquiler y teléfono celular.

Si comienzas cada mes reservando $200 para reembolsos de préstamos, entonces podría resultarte más fácil vivir dentro de tus posibilidades, evitar acumular deudas de tarjetas de crédito y desarrollar el hábito de hacer pagos puntuales de tus préstamos de manera rutinaria.

En cuanto a tus gastos variables, trata de distinguir entre tus «deseos» y «necesidades». Por ejemplo, obviamente necesitas comida para sobrevivir, pero ¿comer afuera todos los días es realmente bueno para tu billetera (o salud)?

Puedes aplicar este tipo de pensamiento al resto de tus gastos. Una de las claves es invertir más en artículos que brinden beneficios a más largo plazo. Cuanto más sabiamente gastes tu dinero, más dinero podrás asignar a tus préstamos estudiantiles.

4. Usa dinero extra para aumentar tus pagos

Cuando obtengas un aumento de sueldo en el trabajo o recibas una cantidad significativa de dinero extra (quizás a través de una herencia o una inversión bien hecha), recuerda que tus gastos diarios no tienen que crecer con tus ingresos.

En su lugar, piensa en esto como una oportunidad para asignar una cantidad ligeramente mayor de tus fondos a tus pagos mensuales de préstamos estudiantiles. Si no, entonces tal vez simplemente guarda más dinero como un fondo de emergencia para un día lluvioso.

Sí, esto significa tratar de no buscar de inmediato un apartamento más grande, un automóvil más bonito o actualizarte a los últimos dispositivos y artilugios. Pero, por supuesto, estas decisiones dependen de la cantidad real de efectivo adicional que tengas a la mano y del tipo de inversiones que desees hacer con él.

No pienses que está mal usar el dinero que ganas para ir de compras, divertirte con amigos o familiares, o incluso irte de vacaciones de vez en cuando. Sólo recuerda tratar de tomar decisiones responsables mientras consideras cómo pagar mejor y más rápidamente tus obligaciones de préstamo.

5. Obtén un trabajo adicional para pagar tu préstamo

Considerando que los estudiantes y graduados en EEUU poseen colectivamente una suma de $1.5 TRILLONES en deuda estudiantil, es fácil entender por qué los millennials (y los más jóvenes) están trabajando en más trabajos adicionales que las generaciones anteriores.

La economía de trabajos adicionales puede proporcionarte una forma flexible de complementar tus ingresos, al tiempo que te permite controlar tu tiempo y tal vez incluso divertirte al mismo tiempo.

La tecnología ha hecho que sea más fácil que nunca ganar unos dólares extra de los recursos que tienes, como un vehículo para compartir viajes, una habitación vacía para alquileres de vacaciones o simplemente tu tiempo para ayudar a otros a aprender nuevas habilidades o compartir tus pasatiempos.

Es posible que los ingresos que obtienes de estos trabajos ocasionales no se comparen exactamente con los que recibes de tu trabajo diario, pero todo se suma a tus ahorros (y con suerte, a los pagos de tu préstamo).

Consejo EXTRA: No te estreses demasiado por perder un pago

Entendemos que siempre pueden haber cambios en tu situación financiera (como cambios en tu carrera o el comienzo de una familia) y obligaciones (como préstamos para vivienda o automóvil) que pueden afectar el comportamiento de pago de tu préstamo estudiantil.

Siendo realistas, es posible que realices pagos más grandes en algunos meses, mientras que quizás tampoco puedas hacer un pago mensual en absoluto. Relájate, no estás solo en esto.

Las estadísticas muestran que solo el 54% de los prestatarios de préstamos estudiantiles en los Estados Unidos realmente pueden hacer pagos consistentes sobre sus deudas. En perspectiva, unos 2 millones de graduados tienen deudas estudiantiles que ascienden a más de $100,000.

Pagar la deuda estudiantil no es divertido, pero el viaje de todos es diferente, y nadie te culpará por decidir que tu dinero se utilizará mejor para hacer frente a una emergencia familiar, por ejemplo.

Recuerda que siempre que comprendas tu situación financiera y estés dispuesto a hacer un esfuerzo adicional (o sacrificio) para realizar pagos consistentes, no debería ser demasiado difícil compensar algunos pagos cortos aquí y allá.

No tengas miedo de retroceder de vez en cuando para reevaluar tu posición, porque al final tú tienes el control y siempre habrá recursos para ayudarte a encontrar la combinación correcta de estrategias que funcionen para ti.

Recientes

Archivos

Etiquetas

Síguenos

Mantente al día

Conéctate con las noticias mundiales para entender cómo todo te afecta a ti y a tus finanzas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Invierte en lo que realmente te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.