Buscar

Cómo proteger tus finanzas en una recesión económica

Tabla de Contenidos

global recession

Una recesión económica da miedo por la incertidumbre que trae, la incertidumbre de encontrar un trabajo, pagar una hipoteca o alimentar a la familia. Estas preocupaciones afectan a nuestro bienestar también. Algunos estudios han encontrado que durante tiempos de adversidad económica, la gente enfrenta mayor riesgo de experimentar problemas de salud mental, como la depresión.

Aunque te sientas sin esperanza durante una recesión económica, lo mejor que puedes hacer es equiparte con el conocimiento para saber qué esperar y cómo cuidar tus finanzas cuando una recesión ataca. Después de todo, el conocimiento es poder.

Para ayudarte a darle paz a tu mente, hemos juntado las respuestas a algunas de las preguntas más populares sobre recesiones económicas.

¿Qué es una recesión económica?

Una recesión económica es un periodo de declive económico alrededor del mundo. Sin embargo, no todas las bajadas son recesiones. La mayoría de economistas requieren por lo menos dos trimestres consecutivos (seis meses) de un declive en el PIB de un país (el valor de bienes y servicios producidos por una economía) para que una recesión sea considerada como tal.

Analistas también consideran factores como la tasa de desempleo, ingresos y ventas para tener una mejor imagen de la salud financiera de un país. Comúnmente, todos estos indicadores son negativamente impactados durante una recesión verdadera. En una recesión económica, muchos países enfrentan una disminución de su PIB, pero algunos son más afectados que otros.

¿Recesión o depresión?

No existe una definición popularmente aceptada para “depresión”, pero puedes pensar en una depresión como una recesión particularmente mala. La mayoría de analistas definen a la depresión como un declive en el PIB de más de 10%. 

Durante la Gran Depresión de los 1930s, por ejemplo, la economía de EEUU cayó un estimado de 30%. De acuerdo con el FMI, la depresión más reciente tuvo lugar en Finlandia durante los años 90s, después de la caída de la Unión Soviética, uno de sus socios comerciales más importantes.

¿Por qué ocurren las recesiones?

Hay muchas causas potenciales para una recesión económica, las cuales pueden hacerla muy difícil de predecir. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, las siguientes tres razones son las causantes comunes:

Petróleo

A menudo, se echa la culpa a los mayores costos del petróleo y la energía. Mientras suben los precios del petróleo, el costo de producir otros bienes y transportarlos por el país también aumenta. Mientras los precios de otros bienes y servicios incrementan, la demanda cae y la gente gasta menos dinero, lo que resulta en una desaceleración económica.

Burbujas de crédito

Las burbujas de crédito, como las que causaron la Gran Recesión, también pueden causar que los individuos y las compañías incurran en demasiada deuda. Eventualmente, la gente tiene dificultades para pagar sus deudas y la burbuja de crédito explota, generando una recesión.

Disminución de la demanda

Finalmente, ya que la economía global está interconectada, lo que sucede en un país impacta sobre otros. Una disminución repentina en la demanda comercial (por factores como una guerra comercial, crisis geopolítica o desastres naturales) puede causar estragos en la economía de un país que depende en el mercado de exportación.

¿Cuáles son las consecuencias de una recesión económica?

Durante una recesión, es fácil notar cómo son impactadas las vidas de gente normal. Incluso puedes sentir familiar cierta presión en tu presupuesto.

De manera general, bajas en la economía significan que los empleados tendrán menos horas de trabajo, o los perderán por completo, si sus empleadores ya no pueden pagar por sus servicios.

La reducción en salarios aprieta los presupuestos de los empleados, lo que significa que tienen menos dinero para comer en restaurantes, comprar nuevos dispositivos electrónicos o viajar a Disney World. Como resultado, hay un efecto de onda en el que todas estas industrias reciben un golpe económico también.

Eventualmente, la gente comienza a tener problemas para pagar sus cuentas y el gobierno toma menos impuestos porque los ingresos de la gente bajan.

¿Qué fue la Gran Recesión de 2008?

Probablemente has escuchado hablar de la Gran Recesión, o tal vez tengas memorias vívidas de cómo tu vida fue impactada durante esos años de recesión económica.

La Gran Recesión fue una recesión global que ocurrió entre finales de 2007 y 2009. Durante los años previos, hubo un augen en el número de hipotecas a prestatarios con puntajes de crédito bajos y pruebas insuficientes de su capacidad de pagar los préstamos. En 2008, varios factores causaron que estos prestatarios incumplan sus hipotecas. 

Lehman Brothers – una compañía de inversiones que poseía muchos de estos préstamos – quedó en bancarrota en 2008, causando un efecto dominó que terminó con el colapso de los mercados de EEUU y del mundo.

Aunque la bolsa de valores de EEUU se recuperó alrededor de 2013, muchos países desarrollados permanecieron en un largo camino hacia la recuperación. Durante la década siguiente a la recesión, países como Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España incumplieron sus deudas nacionales y tuvieron que salir de la UE.

Incluso hoy, muchos países siguen sufriendo la austeridad causada por la recesión.

¿Cómo terminan las recesiones?

Generalmente, las recesiones duran un año aproximadamente. Desde la Segunda Guerra Mundial, ha habido un total de cuatro recesiones (en 1975, 1982, 1991 y 2009), con la más reciente Gran Recesión siendo la más severa y larga, durando 18 meses de acuerdo con el Buró Nacional de Investigación Económica de EEUU.

La Gran Recesión terminó finalmente cuando la administración de Obama tomó un acto de rescato llamado el Acto Estadounidense de Recuperación y Reinversión. El acto incluyó medidas para ofrecer ayuda a las familias, dar exenciones fiscales a empresas pequeñas, expandir los beneficios de desempleo e inyectar dinero en la educación, ciencia y tecnología. 

De manera similar, las condiciones económicas durante la Gran Depresión comenzaron a mejorar cuando el presidente Roosevelt implemento el Nuevo Acuerdo, el cual introdujo una serie de programas sociales. Ambas crisis financieras causaron nuevas políticas gubernamentales para prevenir recesiones futuras.

¿Cómo proteger mis finanzas en una recesión económica?

Las recesiones dan miedo, pero hay varias acciones que puedes realizar para mantener tus finanzas en buena forma antes de que la economía tome una bajada.

  1. Fortalece tu fondo de emergencia: Es una buena idea tener al menos 3-6 meses de gastos ahorrados en tu fondo de emergencia para cubrir tus necesidades básicas en caso de que repentinamente te encuentres sin un ingreso estable. Debes ahorrar lo suficiente para cubrir tus necesidades básicas – renta, comida, salud, utilidades, etc.
  2. Inicia un trabajo secundario: ¿Acaso tu salario no te deja el dinero suficiente para ahorrar en un fondo de emergencia? Considera iniciar un trabajo secundario, o side hustle, para ayudarte a alcanzas tus metas financieras más rápidamente.
  3. Paga tus deudas: Si tienes deudas con intereses altos, tales como deuda de tarjeta de crédito, puede ser una buena idea pagarlas mientras la marea económica está alta. ¿No tienes el efectivo disponible? Inicia con ese trabajo secundario que discutimos antes. Lo agradecerás después.
  4. Crea un fondo de inversión: Una de las reglas más importantes de las inversiones es “comprar bajo y vender caro”. Los precios de las acciones nunca son más bajos que durante una recesión económica. Aunque no es aconsejable colocar todo tu dinero en el mercado durante una recesión, el precio de ciertas inversiones puede bajar.
  5. Disminuye tu riesgo: Asegúrate de que tu portafolio está diversificado para no depender de una sola inversión. Tu portafolio debería incluir un surtido de diferentes tipos de activos como acciones, bonos, bienes raíces, etc.

¿Cuándo habrá otra recesión económica?

Desafortunadamente, las recesiones son parte natural del flujo de la economía. No obstante, no deberías tomar todo el dinero de tus inversiones por tener miedo a una recesión.

El FMI indica que entre 1960 y 2007, hubo un total de 122 recesiones que tuvieron lugar en las economías de 21 países con ingresos altos. A pesar de sonar como una cantidad muy grande, si miras la imagen completa, estas economías estuvieron en recesión sólo el 10% del tiempo.

Entonces, ¿experimentarás una recesión económica en tu vida? Probablemente. Sin embargo, si tomas los pasos correctos y sigues un cuidados plan de finanzas personales, estarás financieramente preparado para el golpe de la próxima recesión.

Encuentra más estrategias para proteger y mejorar tu salud financiera en la biblioteca de FlexAcademy.

¿Listo para empezar a invertir?

Invierte en acciones, ETFs y productos complejos de mercados globales y de EEUU, todo sin comisiones. ¡Empieza con solo €5!

Noticias financieras y perspectivas de mercado

Artículos recomendados

Invierte en lo que te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.