Buscar

Entendiendo el valor del dinero en el tiempo

Tabla de Contenidos

valor del dinero en el tiempo

Si alguien te pregunta si es mejor tener $100 ahora o en 1 año, ¿cuál sería tu respuesta? Como inversionistas racionales, instintivamente tendemos a elegir la primera opción, pero ¿por qué? La respuesta es el valor del dinero en el tiempo, que básicamente muestra que tener $100 ahora es mejor que recibirlos en el futuro. 

La ventaja de tener dinero en el presente es que puedes invertir ese dinero y ganar intereses a lo largo del tiempo. Por ejemplo, si inviertes esos $100 a una tasa de rendimiento anual del 5%, tendrías $105 dentro de un año en lugar de $100 si los recibieras en el futuro. El costo de oportunidad de esperar un año es de $5.

Espera un momento… ¿Tasa de rendimiento? ¿Costo de oportunidad? No te preocupes, te explicaremos estos términos más adelante.

¿Qué es la tasa de rendimiento?

Cuando hablamos sobre el valor del dinero en el tiempo, la tasa de rendimiento es la ganancia o pérdida neta de una inversión dentro de un periodo de tiempo. 

Una inversión tiene una tasa de rendimiento siempre que produzca flujos de efectivo en el futuro o si puedes venderla a un precio más alto que cuando la compraste. Por ejemplo, si compras una casa y luego la alquilas, los flujos de efectivo de la renta menos la inversión inicial representan la tasa de rendimiento de la casa. Además, si vendes la casa a un precio más alto de lo que la compraste, obtendrás una ganancia de capital. 

Recuerda que nadie puede realmente predecir el valor del dinero en el tiempo, por lo que una inversión también puede tener una tasa de rendimiento negativa. Para calcular la tasa de rendimiento, debes descontar todas las entradas de efectivo de la inversión utilizando una tasa de descuento. Si la suma de todas las entradas y salidas de efectivo descontadas es mayor que cero, la inversión es rentable.

Usando el ejemplo anterior, si recibes $100 ahora, esos $100 iniciales se denominan valor presente, mientras que los $105 serían el valor futuro de la inversión. Cuanto mayor sea el plazo de inversión de esos $100, mayor será el valor futuro. Del mismo modo, cuanto más tiempo esperes con esos $100 en tu bolsillo, mayor será el costo de oportunidad.

¿Qué es el costo de oportunidad?

El costo de oportunidad es el beneficio o la ganancia que se pierde al elegir una opción sobre otra. En realidad, puedes calcular el costo de oportunidad de una opción sobre otra, es solo la diferencia de la tasa de rendimiento esperada de cada una.

Como consumidores, pensamos en el costo de oportunidad de tomar ciertas decisiones sobre otras (por ejemplo, si como una caja entera de donas, estaré feliz, pero me dolerá el estómago). Sin embargo, cuando se trata de analizar números, no tendemos a realizar los cálculos necesarios para determinar si una inversión será rentable en el futuro. En otras palabras, no nos detenemos a pensar en el valor presente de una inversión, sino que hacemos cálculos aproximados.

El costo de oportunidad se aplica no solo a tu dinero, sino también a tu tiempo. Si una pizzería está entregando pizza gratis, pero necesitas esperar en la cola durante una hora para obtener una porción, el costo de oportunidad de esa pizza son las actividades que puedes realizar durante esa hora. Si puedes participar en algo más productivo, como ponerte al día con tus estudios, esa pizza no es realmente gratuita y tu costo de oportunidad son las otras actividades que podrías haber estado haciendo durante ese tiempo.

Juntando los conceptos

Una vez que comprendas el concepto de tasa de rendimiento, puedes usarlo para analizar el costo de oportunidad de varias opciones. 

Yendo con un nuevo ejemplo, supongamos que un automóvil que ahorra combustible cuesta $25.000. Si lo compras hoy, estás utilizando $25.000 que podrías invertir en algo más, como comprar acciones. Si compras el automóvil de bajo consumo de combustible, podrás ahorrar en gasolina y, por esta razón, obtendrás un retorno de tu inversión del 2% durante el próximo año (comparando la cantidad que estás gastando en gasolina ahora frente a la menor cantidad que gastarías con el auto nuevo).

Por otro lado, puedes invertir en el mercado de valores, donde podrías obtener un rendimiento del 8% durante el próximo año. El costo de oportunidad de comprar el automóvil sobre la inversión en el mercado de valores es del 6% (8%-2%). Si compras el automóvil, renuncias a un rendimiento del 6% que podrías obtener invirtiendo ese mismo dinero en el mercado de valores.

Dicho esto, es muy importante tener en cuenta que los rendimientos de las opciones que estás evaluando siempre son especulaciones. Nadie sabe exactamente lo que sucederá en el futuro. Cuando intentes obtener valores aproximados para las tasas de rendimiento de diversos escenarios, puedes usar ejemplos similares para obtener una estimación. 

Utilizando el ejemplo de comprar un automóvil versus invertir en el mercado de valores, puedes utilizar la tasa de rendimiento promedio del mercado de valores (NYSE) en los últimos 10 años para tener una idea de su tasa de rendimiento. Además, el retorno de la inversión en el automóvil es más seguro, ya que ya sabes lo que gastarás en gasolina con el nuevo automóvil de bajo consumo de combustible es menor. 

También sabes que si deseas vender el automóvil en el futuro, puede obtener algo de dinero, mientras que si las acciones que compraste con la disminución de $25,000 en valor, es posible que no puedas recuperar tu inversión.

Al calcular el costo de oportunidad, también debes tener en cuenta el riesgo de cada inversión además de sus posibles rendimientos. Tal vez invertir en el mercado de valores tenga una tasa de rendimiento potencialmente más alta, pero comprar un automóvil podría ser una apuesta más segura. Ser propietario del automóvil te proporciona un activo físico que puedes vender en el futuro, mientras que corres el riesgo de perder todo tu capital al invertir en el mercado de valores.

En conclusión

Hemos revisado dos conceptos muy importantes en las finanzas: el valor del dinero en el tiempo y el costo de oportunidad. Siempre debes considerar estos conceptos al hacer una elección financiera. 

Puede ser tan simple como qué marca de detergente comprar (piensa en lo que está renunciando al elegir la marca más cara) o más complicado, como si deseas iniciar un negocio (¿será rentable la inversión?). 

Las conclusiones principales son que debes pensar en el potencial de tener dinero hoy en lugar de en el futuro y el costo de oportunidad de ciertas decisiones sobre otras.

¿Listo para empezar a invertir?

Invierte en acciones, ETFs y productos complejos de mercados globales y de EEUU, todo sin comisiones. ¡Empieza con solo €5!

Noticias financieras y perspectivas de mercado

Gran venta de acciones bancarias

JPMorgan sobrepasa estimaciones de ganancia pero se queda corto en expectativas de ingresos. Tesla planea despedir al 10% de su fuerza laboral.

Artículos recomendados

Invierte en lo que te interesa

Desde energía renovable hasta el último gigante tecnológico, invierte sin comisiones con FlexInvest.